Breve historia del Romanticismo

El Romanticismo fue un movimiento artístico que se expandió por Europa a finales del siglo XVIII y principios del siglo XIX. Para bien o para mal, este movimiento nutrió a todas las corrientes artísticas posteriores, dotándolas de un carácter más humano y protagónico por parte de los creadores.

Sus inicios están asentados en Alemania y Francia, a principios del siglo XIX, si bien algunos historiadores acusan que desde mucho antes algunos artistas comenzaban a dar muestras de trabajos “románticos”, es decir, valorando mucho más la imaginación y la intuición que lo objetivo y razonado de la Ilustración (movimiento artístico anterior).

Pero, si se tuviera que colocar una fecha, sin duda sería el año 1815, con la finalización de las guerras napoleónicas.

Fue a partir de allí cuando el movimiento del Romanticismo y sus poemas cuando deja de ser contado como un espíritu de rebeldía de autores concretos, y logra manifestarse entre las masas, concurriendo cada vez más poetas, escritores y pintores, y asentando lo que sería el movimiento artístico más grande de la época, llegando a cada rincón de la Europa del siglo XIX.

Apogeo y etapas posteriores

El Romanticismo inicial se caracterizaba por una contraposición a la Ilustración, que gracias a los ejércitos napoleónicos había conseguido llegar a muchos lugares de Europa, principalmente al Reino Unido, Francia y Alemania, donde yacían la mayor cantidad de producciones literarias y visuales de la época.

Por ello, la etapa inicial del Romanticismo era una oposición expresa a la búsqueda de la razón como fin artístico, y se planteaba la creación de verdades en base a la intuición, como reza su máxima literaria: La belleza es la verdad.

Fue así como se desarrollaron etapas posteriores, donde cada país, e incluso cada región, desarrolló un movimiento romántico único, autóctono, basados en su historia reciente, en las épocas medievales y hasta en el uso regionalista de su lenguaje.

Derivaciones modernas

Si bien el Romanticismo como movimiento fue decayendo, de él surgieron no más de 10 corrientes artísticas, destacándose el surrealismo, el post-romanticismo o romanticismo tardío, el cubismo, la literatura gótica, y el conocido modernismo hispanoamericano, donde poetas como Amado Nervo o Rubén Darío se convertirían en figuras centrales.

Hasta el día de hoy, el Romanticismo ha logrado dejar una huella fácilmente verificable en todas las artes, desde la literatura hasta la música, el teatro, la pintura y hasta el cine.

La búsqueda de la verdad con base en las corazonadas, en la imaginación, y la rebeldía y la libertad como base de inspiración. Ese es el Romanticismo.

Autor entrada: Susan Cook