Aumentan los robos en librerías

Sin lugar a duda el robo de libros en las ciudades españolas no es un secreto ni algo extraño, como tampoco lo es tener que lidiar con los ladronzuelos, se trata de algo insólito para muchos, pero que sigue en ascenso.

La reventa de libros de colecciones distintas se deja ver en la mayoría de las ciudades del país; las personas dedicadas a robar libros no solo lo hacen por revender alguna portada en menor precio a individuos que no pueden costearlo, sino también por placer de tenerlo para autoconsumo.

Muchos de estos sujetos dedicados a este mal llamado oficio, ahora están inclinados al robo frecuente de best-sellers, al parecer son demandados por muchos coleccionistas.

La apariencia física de los ladrones no está vinculada con los hurtos de los libros, en oportunidades a estas personas se les ha encontrado robando en cualquier negocio español, llevándose las colecciones de libros de las mejores librerías.

Si eres dueño de alguna librería y quieres garantizar la seguridad de tu local y la de tus productos te recomendamos contratar servicios de profesionales en el área de  cerrajería y seguridad. Los mejores en esta área son Cerrajeros Malasaña, te ofrecen diversas alternativas para proteger tu local.

Historias insólitas de robos en librerías

El tener que corretear a algún ladrón llevándose cualquier libro al menos una vez cada 8 días, resulta común en la mayoría de las librerías. Para evitar esto se recomienda el uso de cámaras de seguridad 

Algunos empresarios de la industria librera, manifestaron que los inventarios anuales de algunas librerías presentan fallas, notando que las pérdidas de materiales escritos eran significativas.

Muchas de las personas que se dedican a al hurto de enciclopedias y libros de interés, lo hacen por revender; otros porque son autodidactas y aficionados de un libro que no pueden costear y otros para hacérselos llegar a personas coleccionistas.

Parece que para todos los gustos hay, aunque la inclinación se deja ver en el área de humanidades y todo lo concerniente a la historia. Otros importantes casos de hurtos de libros, son los que están relacionados con las historias militares, tiende a ser tendencia más que cualquier otra cosa.

El desfalco está presente y las cantidades superaron miles de euros en su momento, debido al hurto de enciclopedias médicas de aproximadamente 200 a 300 euros por cada una de ellas, una gran pérdida que no se imaginaban que sucedería.

Robando a los autores

Parece extraño que hayan robado El Capital de Marx, sabiendo que él plagiaba para el mismo y seguramente también fueron clásicos. 

El robo de libros no descansa, se evidenció que, a Julio Cortázar, con La vuelta al Mundo en Ochenta Días, también había sido víctima del ladronísmo presente en España y clásicos como Thomas Mann y La Montaña Mágica también fueron robados

Definitivamente en las librerías de España, los dueños, supervisores y directores de grandes cadenas de libros, no pueden fiarse de las apariencias de personas; los casos repuntan que cualquier libro de interés para la colectividad puede ser robado. En este sentido se recomienda contar con sistemas de seguridad que eviten este tipo de situaciones.

Sucede que tanto mujeres como chicos con lentes mejores vestidos, han sido capaces de hurtar un libro de su preferencia. Los estereotipos del ladrón común en las librerías quedaron atrás. 

Los individuos que se destacan en este oficio por lucro personal, se han visto beneficiados por ser los grandes proveedores de las librerías más chicas, que adquieren su  inventario a un costo muy por debajo de los que correspondería a un distribuidor formal.

Es casi que absoluto que a la gran mayoría de las librerías españolas les hayan quitado al menos un ejemplar de las vastas colecciones de libros de cualquier autor, siendo una gran preocupación para las tiendas dedicadas a este libre comercio, que se ha visto afectado los últimos años.

Autor entrada: Susan Cook